miércoles, 15 de agosto de 2007

Lo esencial es invisible


El libro que más me ha gustado de todos los que he leído en mi vida ha sido "El principito" de Antoine de saint exupery, me lo he leído más de 5 veces y creo que volveré a él muy pronto.

Siendo un libro para niños tiene la emotividad y los sentimientos con los que debemos ser cargados todos para llegar a ser hombres y mujeres de bien, el inicio no puede ser mejor una dedicación que te pone los pelos de punta y te hace recordar que siempre en el mundo hay alguien que tiene significado para tí y que si la situación no da para salvarlo tratas de hacer algo por él, en el caso de Antoine de saint fue escribir un libro con símbolos tan románticos y animadores como El principito, ¿Cuantas veces no leí la dedicación? Me hubiera gustado haber sido Leon Werth y también a la vez tener el talento y el corazón para escribir esa Humilde dedicación.


Luego me enredaba cuando era niño en una historia fantástica de un niño que va de planeta en planeta, valorando cada personalidad, valorando cada amanecer y cada ocaso, cuando niño no lo percibí tanto, pero, delante siempre tuve a un sabio disfrazado de principito, quien disfrutaba y valoraba de verdad la vida, para un niño como era yo ¿Qué mejor lección de vida a los 8 años que tener en frente un mago de la vida como aquel niño de cabellos dorados como el trigal? Luego comprendí que entre palabras había algo más, un mensaje a alguien más, que cada personaje representaba a alguien más en la vida del autor y su amigo, y que el mensaje era invisible a los ojos, para entenderlo había que mirar con el corazón, como dijo el zorro alguna vez, y para eso hay que mantener el niño interior.

1 comentario:

Carolina dijo...

Recuerdo en especial cuando leiamos este pequeño libro juntos sentados en la piel de una montaña!!!Gracias Moni por todos nuestros momentos.......Caro